Cómo lograr unos glúteos perfectos.

Aunque algunas personas nacen con glúteos atractivos, pueden mejorarlos o ejercitar el musculo para tonificarlo, ya que estos ofrecen más que una silueta perfecta. La verdadera función de los glúteos se encuentra en ayudar al movimiento de cadera y piernas, cuidando la salud de la espalda. Lograr unos glúteos perfectos puede aportar beneficios de forma estética, pero también ayuda a prevenir lesiones en la columna.

Tres pasos para conseguirlo.

Un buen ejercicio para lograr unos glúteos perfectos son los desplantes, que deben realizarse con las piernas abiertas y paralelo a los hombros. Estos se hacen dando un paso al frente con el pie derecho y un paso atrás con el izquierdo, manteniendo una pierna doblada y la otra cercana al suelo y apoyada por la punta del pie. Es importante cuidar donde se pone la resistencia durante el ejercicio, ya que el peso debe ponerse delante de la punta del pie para trabajar el glúteo.

Para lograr unos glúteos perfectos también son útiles las sentadillas de sumo, para las que se deben abrir las piernas, superando por poco la línea de los hombros y con los pies hacia fuera. En este ejercicio deben doblarse las rodillas y hacer la cadera hacia atrás, manteniendo alineadas las puntas de los pies con las rodillas. Para obtener el resultado deseado se recomienda realizar tres series de 10 repeticiones.

Las sentadillas simples también funcionan en esta tarea, donde también se abren las piernas, pero hasta que los pies queden en la misma línea que los hombros, además, los brazos deben ir hacia adelante para trabajar mejor. En este sentido, se debe mantener la espalda recta, doblar las rodillas y bajar la cadera, como si se quisiera tocar el suelo con ella. Igual se recomienda realizar tres series de 10 repeticiones.

Deja un comentario